COLONIA LIEBIG  -  Departamento ITUZAINGÓ 

ESCUDO 

 

LOGO MUNICIPAL

HERÁLDICA

Forma: cuadrilongo apuntado escusón filiera gruesa de timbrado.

En campo único  escusón de forma español base redondeada bordura  terciado en palo de azur y plata con un triángulo en el corazón y una cruz cristiana superior que excede el borde superior del blasón.

Ornamentos: como timbre un sol naciente de oro con catorce rayos flamígeros. Brochante de la punta un capello con dos cintas terminadas en ángulo.  En corona abierta dor ramos de laureles foliados por cuatro pares simples tallos cruzados por lo bajo

SIMBOLOGÍA

 

 

LOGO MUNICIPAL

   
   
HISTORIA del ESCUDO  
Más Información  

BANDERA 

 
       Más Información  
HISTORIA 

 

Colonia Liebig's, o Colonia Liebig es un pueblo en el departamento Ituzaingó. Es considerado la cuna del cooperativismo, ya que en el mismo se encuentran funcionando variadas cooperativas, entre ellas, la más importante es la de la yerba Playadito, que se vende en todo el país.

Hay un proyecto de construir un trébol de acceso en la RN14, empalme con la RP 71, en el acceso a la ciudad.

 

Colonia Liebig es considerado un pueblo pujante, en continuo desarrollo, cuya mezcla de razas y su suelo de color rojizo, diferente del de la mayoría de las ciudades de Corrientes, lo hacen muy particular.

El progreso se palpa al llegar, cuando se disfruta de un pueblo ordenado y  limpio, con la mayoría de sus calles empedradas o enripiadas. La ruta asfaltada que cruza  el pueblo lo une a Misiones. Una plaza bellamente delineada, parquizada e iluminada invita al paseante a descansar bajo sus frondosos árboles. 

 

Existen en esta localidad una sucursal del Banco de Corrientes, con edificio nuevo y moderno; ocho escuelas primarias (una urbana y siete rurales); un colegio secundario; una Escuela Profesional; y una Escuela para Adolescentes y Adultos. 

La infraestructura urbana cuenta con red eléctrica domiciliaria e iluminación completa en la Avda. San Martín, y una red cloacal en construcción.

 

Hay servicios de telefonáa, además de un telecentro desde donde se pueden hacer llamadas urbanas e interurbanas;  televisión por cable, oficina de correos, estación de servicio con expendio de combustibles, dos supermercados y varios negocios que cubren los ramos de  panadería, ropería, ferretería, librería y regalería, talabartería, gomería, etc. 

Las tres iglesias (Católica-Castellana, Rito Ucraniano y Protestante) cubren las necesidades espirituales de la población.

 

Un hospital zonal, dos consultorios médicos y dos consultorios odontológicos brindan lo necesario para la atención de la salud. 

 

 La Cooperativa Agrícola, con sus secaderos y molinos yerbateros, es fuente de trabajo para numerosos vecinos.

Esta cooperativa es la que mejor funciona en la zona. Con sus  reconocidas marcas:  Playadito, Yemaypó, Mbareté, Playadito con Hierbas, Playadito Tereré y Mate Cocido, domina parte del mercado de Corrientes y buena parte del mercado nacional.

La cooperativa está formada por una Sociedad de Colonos que plantan y cosechan su yerba y la trasladan hasta los secaderos de Playadito, ubicados en Colonia Liebig y en una zona llamada El Carpincho.

 

Una gruta a la entrada del pueblo, que sirve de resguardo a la imagen de la Virgen de Itatí, rodeada de un predio parquizado apto para acampar, da la bienvenida a los viajeros que ingresan al pueblo. 

 

En  verano, es obligado el uso de balnearios ubicados a la vera del arroyo Chimiray, límite natural que divide las provincias de Misiones y Corrientes. 

Lo logrado a la fecha muestra la concreción de los suelos  de aquellos primeros colonos que fundaron este pueblo en 1924, quedando para las generaciones actuales y futuras la ardua tarea de continuar por el camino trazado

Son suelos  con relieve ondulado y pendientes que determinan un riesgo importante de erosión hídrica. Sobre estos suelos se desarrollan las actividades agrícolas y agroindustriales más comunes, como los cultivos de  yerba mate, maíz, soja, y la forestación entre otros. En estos suelos es donde se pueden implementar con éxito pasturas de mayor valor forrajero y realizar cultivos como verdeos con destino ganadero.

El campo natural es pobre en valor forrajero. Está generalmente dominado por el pastizal tipo espartillo, sin valor.

Más Información 

 http://tq.educ.ar/tq02024/coliebig.htm

 Página web oficial

Los alemanes de Liebig

Durante el gobierno de Hitler en Europa, en Colonia Liebig entre los inmigrantes alemanes existían dos grupos bien definidos: los simpatizantes y los no simpatizantes del partido nazi, predominante en Alemania.

Ambos grupos  recibían  noticias de lo que acontecía en la distante Europa por medio de conocidos y/o familiares  radicados en Alemania .

Hay que tener en cuenta que en este lejano rincón de la Argentina no existían en 1940  los medios de comunicación que existen en la actualidad, y el inmigrante alemán, como todos los demás, recibía información escasa y a través de trascendidos que no siempre reflejaban la realidad de lo que estaba ocurriendo. 

Por eso, en aquella época, muchos aprobaban el gobierno de Hitler y se sentían de cierta manera orgullosos de los adelantos  que se producían en aquel país.

Los inmigrantes recibían correspondencia con postales, propaganda de eventos varios, y también folletos donde se los invitaba  a volver a Alemania con la promesa de trabajo para aquellos que así lo hicieran.

La mayoría decidió quedarse en la Argentina, pero unos pocos aceptaron la propuesta del gobierno alemán, lo que en muchos casos empeoró la situación de los emigrados.

Según testimonios de personas que vivieron la experiencia, el gobierno alemán los mandó a trabajar a colonias alemanas en África, con un nivel de vida mucho peor del que tenían en América. 

Aunque se arrepintieron al descubrir la realidad, no tuvieron posibilidad de retornar.

En la Argentina, por medio de la embajada alemana en Buenos Aires, los inmigrantes recibían subsidios destinados a ayudarlos. 

Parte de esos subsidios se usó para solventar  el funcionamiento de escuelas alemanas, dirigidas por alemanes, y sólo para alemanes o hijos de aquellos. 

En Liebig comenzó a funcionar una escuelita en un domicilio particular y luego se pasó a dictar clases, solamente en alemán, de lunes a viernes, en el edificio de la Iglesia del Rito Luterano, cuando dicho edificio estuvo terminado.

Posteriormente, algunas de estas escuelas  fueron clausuradas por el gobierno argentino.

En la época de fulgor del gobierno hitleriano hubo tal tirantez entre los inmigrantes, simpatizantes y contrarios,  que llegaron a negarse el saludo entre ellos.

Luego vino la terrible persecución que padecieron los inmigrantes por parte del gobierno, y a través de la Gendarmería Nacional.

Muchos diarios publicaban supuestos hallazgos y/o reuniones secretas donde se les atribuía la preparación de conspiraciones o atentados,  entre otras cosas.

Ningún cargo pudo probarse ni se descubrieron organizaciones ocultas, pero todo inmigrante alemán era perseguido, indagado o sospechado de algo.

Aproximadamente cincuenta  personas residentes en Colonia Liebig fueron detenidas y trasladadas a la cárcel de Posadas (Misiones), donde estuvieron alojadas en condiciones miserables por un término de seis meses.  

Para evitar las detenciones, varios ciudadanos huyeron  aterrorizados a ocultarse en los montes vecinos, viviendo con el miedo constante de ser descubiertos y apresados, y con la seguridad de que si llegaba a ocurrir eso les podía significar en muchos casos la muerte o el tormento.

Los inmigrantes alemanes o sus descendientes  tenían prohibido cualquier tipo de reunión, incluso de carácter religioso.

Muchos testimonios y anécdotas han sido recogidos sobre lo  vivido en esa época, que dejó secuelas entre los chicos,  hoy mayores, que recuerdan episodios terribles de cómo eran maltratados física y psicológicamente por los soldados argentinos que los vigilaban día y noche por el solo hecho de haber venido de otras tierras donde otros intereses provocaban una de las mayores tragedias de la humanidad

 

http://tq.educ.ar/tq02024/. . . Inmigrantes alemanes a Colonia Liebig

VIDEOS

ACEBOOK

http://www.facebook.com/group.php?gid=114010198610538

Agradecimiento

 
Recibido: 28-Sep-2011 03:04:22
Nombre: alejandra beatriz camara
Localidad: apostoles misiones
Me encontró: en GaliciaCity
Me puntuó con: 10
Comentarios: me emociona saber del pueblo de mis abuelos pateros COLONIA LIEBIG CORRENTES mi abuelo se llamaba DON ALBERTO CAMARA MI ABUELA DOÑA DANIELA RECADE los felicito de corazon poe el aporte.

VOLVER