GENERAL BELGRANO  

ESCUDO

 

LOGO MUNICIPAL

HERÁLDICA

Forma: elipse cortado filiera de sable timbrado.

Trae en el cuartel superior sobre tapiz de azur celeste un sol naciente de oro con dieciseis rayos rectos de lo mismo cargado con la efigie de un militar de frente quepis y chaqueta de su color cargado a su vez con el perfil de una cadena montañosa de sable forro de oro.

Trae en el segundo cuartel  sobre tapiz de azur celeste disminuído de plata invertido el perfil de la cadena montañosa del primer cuartel forro de sable.

Ornamentos: como timbre una paloma de frente con sus alas desplegadas de plata forro de sable. Dos ramos de laurel foliados de sinople en corona abierta y unidos por lo bajo

SIMBOLOGÍA

Figura principal y dominante el busto del "Chacho" Angel Vicente Peñaloza relacionado por nacimiento en los llanos riojanos. El sol naciente fuente de valor y calor. La paloma símbolo que representa la paz, virtud necesaria para la convivencia humana. La cadena de montañas  que marca el límite de los llanos y su reflejo en el agua del dique de Olta. Los laureles símbolos de las glorias de los caudillos riojanos en su lucha por defender el verdadero federalismo.

LOGO MUNICIPAL

De la Dirección Municipal de Turismo tiene en el centro un gaucho acaballo de frente sosteniendo en su diestra una lanza galopando al pié de un cerro en un área que simboliza los llanos en colores verdes y azul, detrás un sol pleno con rayos irregulares y a su izquierda una sierra.

   
   

HISTORIA del DEPARTAMENTO

 

 

El Municipio del Departamento General Belgrano coordina y orienta las acciones tendientes al desarrollo integral de su comunidad, y ofrece una infraestructura atractiva para la explotación y aprovechamiento de sus recursos: Turísticos, agrícola - alimentarios y mineros.

Proporciona servicios eficaces y eficientes con el objeto de mantener y elevar la calidad de vida de los habitantes del Departamento.

Incentiva la inversión económica, sustentada en un marco legal adecuado, de manera que los empresarios, comerciantes y los miembros de la comunidad desarrollen con éxito sus emprendimientos.

Los primeros habitantes de estas tierras fueron los indios Diaguitas y los Olongastas, aunque los primeros fueron una reducida población. Principalmente fueron pueblos algarroberos, estos indios fueron laboriosos y se dedicaron principalmente a el tallado de piedras, maderas, trabajos en arcilla y a la agricultura. Según los historiadores se cuenta que el primer encomendero de éstas tierras fue Gonzalo Duarte Meneses, quien sacó a los indios de Olta y los llevó a su carpintería en Najche en San Miguel de Tucumán, desamparando las tierras Riojanas. Abandonadas las mismas, fueron ocupadas por el Cacique Gonzalo Chantan y su gente que dejaban el Pueblo de Nungulo o Moga constreñidos por el hambre y la sequía. Años más tarde se presenta a la Justicia , solicitando el desalojo de la indiada Chantan, Don Antonio Luis Cabrera invocando el derecho hereditario de su mujer Doña Valeria Duarte de Meneses. Pero el Protector de Naturales (autoridad a favor de los indios) de la Rioja Bartolomé Rodríguez Castellanos, toma defensa de los indios y consigue que el Gobernador Acosta y Padilla, rechace las pretensiones de Cabrera y extienda nuevo título a la indiada de Chantan el 6 de Septiembre de 1647. Veinticinco años más tarde el Aferez Miguel Jerónimo de Vergara comisionado por el alcalde de La Rioja se presenta en Olta, desaloja por la fuerza a los indios de Chantan y da nueva posesión de las tierras a Juan Gil de Fretes, criado de José Luis Cabreras. 

 Autodefinido como el Oasis de los Llanos Riojanos, cuna del Federalismo, por el cual se sitúa al naciente de las sierras de los Llanos, hasta las salinas grandes, con una extensión en superficie de 4.631 km2. Limita al norte con el Departamento Chamical, hacia el Sud con el Departamento Ortiz de Ocampo y hacia el Oeste con los departamentos Ángel .V Peñaloza y Juan Facundo Quiroga. Es una gran Llanura que tiene algunas elevaciones montañosas, en su extensión aparte de las serranías, que se encuentran hacia el poniente. En esta zona que habitaban los Olangastas encontramos morteros y conanas distribuidas en muy extensas zonas de gran aplicación práctica, pues en esos utensilios rompían los diversos granos para, transformarlos en harina. Los hornillos que también eran abundantes, son excavaciones realizadas en el suelo, donde hacían fuego para cocer la carne de los animales que cazaban . Los hornillos les servían para guardar el fuego hasta el otro día, esto se debía por la gran dificultad que tenían para encenderlos de nuevo, estos hornillos o rosetones, abundan en zonas de llanuras y montañas, los encontramos en Talva, Olpas, etc. En cuanto a las viviendas podemos decir que en las zonas montañosas, eran de piedras con el aprovechamiento de las grutas naturales, mientras que en las llanuras sus viviendas eran constituidas por toldos con cuero de animales que cazaban, que por la acción del tiempo fueron desapareciendo. En cuanto a sus vestimentas que eran de pieles de animales que cazaban que confeccionaban sus vestidos, realizaban tejidos, en cuanto a la cerámica se han encontrado, en sus distintos colores rojizos con dibujos en negro, cerámica negra con dibujos geométricos, las mismas son toscas, si las comparamos con las culturas del noroeste.

 Sus armas fueron las flechas y el arco, la fecha con punta de piedra y hacha también de piedras, usaban las boleadoras y otros elementos arrojados que eran armas muy peligrosas. De la piedra hacian distintos elementos tales como espaderos, raederas, cuchillos, manos de morteros, picos, mazas etc. De su lengua nada se sabe o se conoce, pero está representada por diversos topóninos, la terminación SAN como Malanzan, Trizan, significa aguada o Río, la terminación PES como Ulapes, Chepes, Nepes. La desaparición de los aborígenes, se debe a varias causas, las distintas guerras que tuvieron con los Españoles (El gran alzamiento cachalqui ) que los Españoles sofocaron con fuego y sangre , y por otro lado las implementaciones de las encomiendas, donde los aborígenes eran sacados de sus Aldeas. Esto hacía que fuesen llevados, a otros lugares, por ejemplo los de Olta a la carpintería de Najche, de otros pueblos llamado. Lahahenes, cuyo cacique era Yungulo, a la zona de Villa Brochero, otros llevados cerca de la Ciudad de la Rioja y Catamarca. Por otro digamos que las tribus que habitaron esta zona llanista fueron los Huarpes, Araucanos procedentes del Sud , sanavirones de la provincia de Córdoba ,algunos autores mencionan a los Diaguitas procedentes del norte.

 

Más Información

http://www.oltaturistica.com.ar/index/historiaolta.html

 

Olta cabecera del Departamento General Belgrano , se encuentra al sur de la Capital de La Rioja a 172 Km . El nombre de olta significa "Pozo" "Olla" "Colta" en lenguaje Cacán, queriendo significar en viejos documentos "Pueblo Levantado entre Lomas". La Localidad goza de un clima templado durante todo el año. 

FECHA DE FUNDACIÓN: 6 De Septiembre de 1647

FECHA EN QUE FUE DECLARADA CIUDAD: 12 de Noviembre de 1994

OLTA PRIMERO

Este asentamiento español anterior a la Fundación de La Rioja. Olta data de 1.589 y es lógico un punto de referencia para iniciar, una rica indagación histórica. Su antigüedad se deduce claramente de lo que el Profesor Dardo de la Vega Díaz escribe, de esta importantísima población en su Libro Toponimias Riojanas. Hay una serie de elementos que vienen a corroborar tal deducción y que explican la antigüedad prefundacional de la perla de los llanos, a los que podemos citar la situación geográfica privilegiada del valle llanista, que despertó el interés de los encomenderos de los primeros Españoles en el sur Riojano. La abundancia proverbial del agua y la fertilidad de los suelos, con su exuberante vegetación. Lo que más le atrajo a los encomenderos, fue la proximidad de Olta a Tama, donde Tama era Parroquia desde 1.550, Olta anterior a la cronología fundacional, y a los otros asentamientos encomenderos llanistas, y dotados de bienes culturales y naturales relevantes, fue el centro neurálgico en el que cumplieron con mayor intensidad las etapas de la historia de los llanos, y en que sobre todo quedaron iniciadas una idiosincrasia autónoma, una identidad firme que siglos más atrás florecerían en grandes Figuras del Federalismo. Haciendo referencia a ese año 1.550, se dice, que Francisco Bisagra en su venida desde el Perú, cruzando esta región para llegar a Chile y llevarle refuerzo a Don Pedro de Valdivia que se encontraba allí, debiéndole a éste expedicionario el nombre de Olongasta, a la región comprendida entre las Sierras de la Huerta y Gigante de la Provincia de Córdoba hacia el noroeste, hacia el norte hasta la zona de Patquia, hacia el Sud con la Provincia de San Juan y al noroeste con la Tribu de los Huarpes, la cual tuvo mucha influencia sobre los Olangastas, por los hechos históricos que se recuerdan y las numerosas toponimias que hay designando lugares, ríos montañas. Estos expedicionarios tuvieron noticias de que estos aborígenes tenían un centro muy importante que se denominaba Olta o Quebrada de Olta. (según Salvador Canals Frau titulada: Poblaciones indígenas de la Argentina. Cáp. Los Olangastas de los Llanos). Ya por esa época se hacia referencia a la existencia del pueblo de la quebrada de Olta, que ellos lo hacían formando parte del Virreinato de Chile .- 

EL CACIQUE CHANTAN

Chantan apócope y derivado de “Canta Calo”, perteneciente a una dinastía que en la familia de Canta Calo, y su parentela ha tenido una distribución geográfica bastante considerable que abarcó parte del área regional, razón por la cual su poder e influencia no han sido nada despreciable, al punto que su posesión de las tierra de Olta y la posterior revolución ocurrida el 6 de septiembre de 1647, ha obedecido en buena medida al poder que ejercía chantan, que en el caso de Olta se dejó sentir a través de su descendencia por espacio de un siglo, hecho este sin procedente en aquella época. De este modo creemos que el Cacique Chantan, por él mismo y por su linaje ha protagonizado un hecho sin parangón en la historia de los Llanos, y aunque la historia le ha dedicado muy poco espacio a su actuar, no es menos ciertos que su decisivo papel lo ha perpetuado en una recordación justa y en unas efemérides dignas de mejor referencia, donde quedan inmortalizadas las trayectorias del noble Cacique y valorización objetiva de su obra . Por todo ello Chantan sigue ofreciendo a Olta y a los Llanos a través del sentimiento y del actuar de sus habitantes, la hombría de bien y el espíritu de nobleza que antes fueron signos distintivos de un pueblo, y que hoy adquieren el carácter de legado inextinguible de una raza. 

 OLTA Y MOGA

La localidad aborigen de Moga juega un papel relacionado estrechamente con la Historia de Olta, en efecto los indios del Cacique Chantan, de Moga, salen de su lugar de origen para poblar la quebrada de Olta. Pero por cuestiones de litigio posesorios, vuelven a su punto de partida, donde en 1673 Don Gregorio Gómez de Brizuela era el encomendero. A todo esto debemos decir, que el pueblo Moga perteneció a lo que hoy es Loma Blanca, puesto que la Bibliografía consultada lo ubica a una legua al este de Olta, y esta ubicación fue confirmada por la presencia de algunos restos arqueológicos en la misma Loma Blanca. Además la palabra Moga deriva del Quechua ‘’mokkho‘’ que significa colina, elevación pequeña de terrenos, cerros medianos (nótese aquí con una breve descripción topográfica de Loma Blanca). 

OLTA COLONIAL

Con relación a Olta Colonial se dispone de muy pocos datos, pero ellos forman parte de una fuente de contenido muy valioso, para intentar conocer en profundidad una época singular. De acuerdo a datos cronológicos y de otros tiempos, que nos traen las bibliografías, y que posibilitan aprender ulteriores investigaciones capaces de dar resultados de los Mejores, de una época crucial y de marcado contraste que configura el prototipo de un momento crítico, en la Historia Llanista.

1.589 Meneses: Primer encomendero, Saca los indios al Tucumán.

1.589 Vellicias: Encomendero de Olta y Catuna, Cacique de Olta. “Canta –Calo” ascendiente de Chantan y razón para que este ocupe la quebrada de Olta . Francisco Núñez Encomendero.

1.647 Entrega legítima de las tierras de Olta al Cacique Chantan.

1.693 Gregorio de Brizuela, Encomendero.

1.705 Diego Ignacio Bazan de Pedraza, Encomendero.

1.734 Diego Gutiérrez Gallego, Encomendero

1.758 Santiago de Castro y Frías: Encomenderos segunda mitad del siglo XVIII 

Estancia de Olta hacia 1.758, aquí se inicia un periodo del cual dan referencias sus orígenes, pero que se identifica con una gran actividad, la Estancia de Olta que habría de mencionar en 1.864, el escritor y viajero francés Martín de Neusay, en su valiosa obra escrita en París en ese año. Como en el curso de la historia de Olta, ocupa un lugar destacado “ La Estancia ”, esta etapa post-encomendada de una duración aproximadamente de 100 años . En base a referencias testimoniales llegadas a nuestros días, sería la piedra de molino hidráulico de comienzo de siglo XIX, es posible lograr aquel cometido para restituir la trascendencia histórica de La Estancia.  

 OLTA MODERNO

Una iniciativa oportuna y visionaria, viene a remediar los males, que aquejaban a otrora prospera Población. La creación de la Escuela Normal , Obra determinante de un gran impulso renovador y de una verdadera transformación socio-cultural. Una nueva fuerza de aquellos valores tan tradicionales, entra a actuar en valle con el flujo de llanistas, que por razones laborales o de estudios han de quedarse en Olta, en forma transitoria o permanente, y han de dejar su benéfica impronta en la definitivamente reconstituida población. La Escuela Normal , gran orgullo de los llanos riojanos, es el pilar fundamental sobre el cual se construye el Olta moderno; es el sagrado recinto, por el cual se despiertan vacaciones y la conciencia de estar llamados a un apostolado. El de combatir el analfabetismo y la ignorancia. La Escuela Normal erige de la memoria viva de grandes profesores que invitan, permanentemente con su ejemplo al ejercicio valeroso de la docencia. Así en el devenir de los tiempos fue adquiriendo con relevancia, a esta polifacética población de Olta, otra de las alternativas para muchos jóvenes que será una nueva y refrescante esperanza, es que Olta les ofrece distintos Profesorados , tales como: IFDC en Biología, IFDC en Geografía, Tecnología, Tecnicatura en Turismo, etc. 

COSTUMBRES

Las costumbres tan pueblerinas, de épocas bien lejanas en lo que ha tiempo se refiere. Aquella gente mayor, que formaba la gran sociedad, tenía por costumbre reunirse con sus más allegados, donde los temas puntuales estaban al orden del día. Las modalidades de compartir no siempre eran las mismas, algunos optaban por reunirse en lugares donde la tertulia era más abierta a todas las problemáticas del lugar, hasta daba motivo para el juego del naipe y algo más. Las fiestas de campo tales como carreras de caballo, fiestas escolares, cumpleaños, etc fueron otros de los atractivos muy arraigados en la gente lugareña. Con el correr de los años cada vez se fue acentuando y demostrando en cada domingo la pasión por el fútbol. Siempre estuvo valorizado el alto espíritu pueblerino de su gente, donde marcó la sencillez, la hospitalidad y el buen acompañamiento en todo momento para demostrar la caballerosidad en cada evento

 

Más Información

http://www.oltaturistica.com.ar/index/informacion.html  

 

http://www.larioja.gov.ar/municipios/mu-gbe/mgbe.htm

HISTORIA del "CHACHO PEÑALOZA"

Nació en Guaja, un rancherío de los Llanos Riojanos, próximo a la aldea de Quiroga. Era diez años menor que Facundo y procedía de una familia afincada a en la región. Uno de sus tíos era cura y parece haber pasado con él los años de su infancia. En su juventud recibió la influencia de otro tío, que era militar (quien tenía a Facundo Quiroga por subalterno). Y el joven Peñaloza se decidió por la milicia. Era un mozo de mediana estatura, de ojos muy azules y pelo muy rubio; y tenía cierta intimidad con el tigre.

En la batalla del Tala recibió el grado de capitán, tenía 28 años. Desde entonces peleó al lado de Facundo, repitiendo la hazaña de enlazar los cañones enemigos para arrastrarlos fuera de las líneas. Después de la batalla de Oncativo, Peñaloza no siguió a su general, que iba a Buenos Aires; retornó a La Rioja, llevando una vida semi clandestina ante la ocupación de la provincia por Lamadrid. Pero cuando Quiroga llega a Mendoza, el capitán Peñaloza derroca al gobernador puesto por los unitarios en La Rioja y se incorpora a la División Auxiliares de los Andes en camino hacia Tucumán y participa de la batalla de Ciudadela. Su prestigio era tan grande como para comandar la escolta de Quiroga. Es lindo imaginar al Tigre de los Llanos y el jefe de su escolta fatigando los caminos de la república

Más Información

http://www.oltaturistica.com.ar/index/historiachacho.html

Localidades

Castro Barros - Chañar - Loma Blanca - Olta  

VOLVER