LOS   ANTIGUOS

ESCUDO

 

 

 

LOGO MUNICIPAL

 

 

 

HERÁLDICA

Forma: cuadrilongo ángulos inferiores tronchados borde inferior ondeado borde superior en ángulo cortado filiera de sable.

Trae en el primer cuartel sobre tapiz de azur un sol naciente de oro con ocho rayos trapezoidales de distinta longitud de lo mismo. En palo una espiga de trigo estilizada de oro, a su diestra un pez de su color, una piedra redonda acanalada de su color cargada con la punta de una lanza indígena de gules y a la diestra una cereza de gules sobre una rueda dentada de gules y dientes de oro sobre una cinta de sable que disminuye su ancho hacia la siniestra.

Trae en el segundo cuartel tapiz de plata semicírculo convexo por lo bajo de azur disminuído con líneas ondeadas de plata, debajo una cinta terciada en faja de azur y plata con los extremos plegados sobre sí misma y terminados triángulo, cargada con un lema toponímico de letras capitales romanas de sable.Por lo bajo de la misma otro lema toponímico de pequeñas letras capitales romanas de sable.

 SIMBOLOGÍA

De estilo rectangular; su mitad superior ocupada por el sol naciente, que representa la tan bella como fértil zona de Los Antiguos sumándose con su humilde pero siempre renovado empuje al esfuerzo general de nuestra provincia en pos del sitial que le corresponde en el consenso de las provincias Argentinas.

Enmarcando la parte superior de la superficie liquida, que representa al Lago Buenos Aires, visto desde su margen norte hacia el sur, puede apreciarse la clara característica de la zona precordillerana Argentina, a la izquierda (este), las ultimas estribaciones de la meseta patagónica; a la derecha, la cordillera de escasa altura aún debido a la escasa altitud, con sus cumbres nevadas algunas, otras eternamente blancas custodiando desde su imponencia el limite oeste de nuestra Patria.

En un primer plano, suspendida sobre el lago la representación de las posibilidades que siempre ha tenido el hombre de la zona, recibiendo de este bendito lago, la herencia ancestral de sus riquezas y benignas influencias. De allí la piedra de boleadora y la punta de lanza esquematizando el noble indígena que hace 10.000 años habito el lugar. La mies, el pez y los frutos característicos de la zona de la colonia, al hombre de hoy y el engranaje y la cinta asfáltica, el futuro inmediato y aquel otro imprevisible, de varios años más, cuando un mundo súper poblado, sin recursos naturales intactos, falto de alimentos frescos y aire puros, clame por un lugar de excepción como este.

Finalmente, bajo el lago, los colores patrios en una cinta de característicos dobleces, en la que se encuentra impreso “Los Antiguos”, mas abajo, directamente sobre el fondo blanco “Provincia de Santa Cruz”.

   TRANSCRIPCIÓN FIEL DEL REGISTRO EXISTENTE EN LA BIBLIOTECA MUNICIPAL.

 

LOGO MUNICIPAL

Sobre un rectángulo vertical azul cuatro estrellas amarillas formando una cruz indicando la ubicación de la localidad, dos líneas blancas en ángulo representando las cumbres nevadas de la cordillera, tres líneas ondeadas de verde y azul simbolizando el valle y el lago Buenos Aires. Debajo en Letras cursivas blancas Los Antíguos

 

HISTORIA del ESCUDO

 El escudo fue creado por el sr. Saúl Omar Melian, el 6 de  Septiembre de 1978.  

Más Información  
BANDERA

El color celeste en la parte superior representa el cielo, conteniendo cuatro estrellas blancas que conforman la cruz del sur, la cual determina la ubicación geográfica relativa de la localidad.

Más abajo una franja blanca ondulante y decreciente hacia la derecha representando la pureza y la nieve, que cubre el verde que identifica a la fertilidad del valle, y el valor ecológico del mismo.

El azul del río cruza el valle en forma de franja ondulante y desemboca en la parte inferior con el mismo tono de azul figurando al lago Buenos Aires.

Ambos, el río y el lago, del mismo color, están bordeados por un listón blanco, denotando la pureza de sus aguas y sus márgenes.

En el centro izquierda, superpuestas, tres flechas entrecruzadas y unidas por su centro por un arco negro recuerdan a los antiguos habitantes de la comarca, recordando los tres elementos mas importantes para ellos, la tierra, el agua y el fuego.  Las flechas apuntan hacia arriba como símbolo de prosperidad.”

 

TRANSCRIPCIÓN FIEL DEL ORIGINAL PRESENTADO POR SU AUTOR
HISTORIA DE LA BANDERA

CREACIÓN BANDERA DE LOS ANTIGUOS 

ORDENANZA Nº 950-HCD-2007.- Los Antiguos, 04 de febrero de 2007.-

…“Que, cumplido los pasos pertinentes, el jurado ha elegido el diseño presentado por DON MACIEL ARTURO ERICHSEN, oriundo de la localidad y cuyo DNI es el Nº 32.711.802”

…“Institúyase a partir del día 5 de febrero del presente año como Bandera Oficial de la Localidad de Los Antiguos, el diseño adjunto a la presente y que forma parte indisoluble de la misma”

  http://www.losantiguos.gov.ar/municipalidad.htm
HISTORIA 

Esta Comarca, ubicada en el noroeste de la Provincia de Santa Cruz e integrada por las
localidades de Los Antiguos y Perito Moreno, reúne rasgos de la historia milenaria de la
humanidad, como así también una exitosa producción frutihortícola.
Las antiguas culturas indígenas que poblaron las mesetas, los valles y los cañadones, dejaron
vestigios en los paisajes del sur patagónico, que aún hoy pueden ser reconocidos.

Los Antiguos, al oeste de la provincia de Santa Cruz, era el lugar de reposo final de los

ancianos tehuelches. No muy lejos de allí (según los parámetros de las distancias

patagónicas), a orillas de los lagos Posadas y Pueyrredón, están ubicados los ?cheuques?, sitos donde los tehuelches enterraban a sus muertos en forma extendida, es decir, horizontal, y cubiertos con piedras.

Numerosas tribus, incluidos los tehuelches, realizaban periódicas giras desde las costas del Estrecho de Magallanes hasta la ribera del Río Negro. El lago Buenos Aires, uno de los más  extensos del país (881 km2), de profundidad desconocida y aguas color azul que se van onalizando turquesa hacia las costas, estaba poblado por la rama tehuelche de los onikenk.

Los tehuelches eran seminómades, cazadores de guanacos y avestruces, recolectores de  semillas y raíces, que luego incorporaron el caballo y boleadores, elemento fundamental para  la caza. Con el contacto con los españoles incorporaron otros hábitos y tuvieron buena relación, ya que poseían un gran sentido de la hospitalidad y la camaradería.

 

Así se afirma en los relatos del primer explorador en la zona, el oficial británico Jorge

Musters, que en 1869, guiado por los tehuelches, atravesó la zona en una travesía que llegó a  unir Punta Arenas con Carmen de Patagones.

También el Capitán de Fragata de la incipiente Armada Argentina , Carlos María Moyano, llegó en 1880 hasta las costas del Lago Buenos Aires. Luego, tiene la preocupación de conocer la ruta que utilizaban las tribus tehuelches entre Santa Cruz y el valle del río Chubut, para los arreos de ganado y en consecuencia facilitar la colonización de estas comarcas.

 

El arte rupestre patagónico

Como reflejo del paso por la región de esta cultura, se encuentran hoy numerosos rastros  arqueológicos, encontrando su muestra más importante a 230 km al sudeste de Los Antiguos, allí, tras disfrutar en el camino de la encantadora sensación de ver grupos de guanacos y ñandúes hasta llegar al cañadón del río Pinturas, se encuentra la muestra de las pinturas  rupestres.

La Cueva de las Manos es un Monumento Histórico Nacional. En el centro de interpretación, el guardaparque que vive allí puede mostrar la vista imponente del cañadón de 240 metros  obre el nivel del mar. Sus grandes paredes tienen variadas tonalidades, entre las que se  destacan el ocre y el verde, con un hilo de agua muy abajo. Tal vez por esto mismo, hombres y mujeres de una cultura de hace 3.000 a 9.000 años eligieron este sitio para pintar su  cosmovisión en la roca viva.

El arte rupestre patagónico fue conocido por un informe realizado por el Perito Moreno en 1876. De la Cueva de las Manos existen fotografías del cura De Agostini, de 1941. Rex  González y Escalada las estudiaron en profundidad en 1949 y 1967, tarea continuada hasta  nuestros días por el arqueólogo Carlos Gradin y su equipo. El arte rupestre del río Pinturas se  localiza en cuevas, aleros y paredones, en los márgenes del río que forman el cañadón.

Existen, en zonas cercanas, otros vestigios similares como el alero Charcamata y la Cueva  grande.

Los especialistas en esta materia distinguen tres grupos estilísticos de la realización de los  pictogramas: El grupo A, de alto nivel artístico, con dinámicas escenas de caza y anécdotas de la relación cazador / presa, con persecuciones individuales y grupales. Figuras humanas más pequeñas  que las de los guanacos reflejan una gran elasticidad de movimientos. Colores negro, ocre amarillo, rojo claro y violáceo están ejecutadas en paredones externos.

El grupo B, con guanacos y manos con figuras humanas más estáticas y manos más

frecuentes. En la Cueva de las manos, cerca de la entrada, se ven hileras de guanacos en negro y violáceo. Existen figuras abstractas: círculos, óvalos, espirales, figuras estrelladas, trazos rectilíneos o con formas serpenteadas. En color violáceo, una serie de puntos como lagartos. Figuras humanas con pequeñas cabezas, brazos y piernas abiertas, rectos o arqueados y el  cuerpo de frente.

El grupo C, con pocos motivos en Cueva de las Manos, es de rojo intenso. Las manos

negativas blancas forman parte del grupo ejecutadas sobre rojo. La figura humana tiene un  tratamiento lineal y es más grande.

Las pinturas analizadas con rayos "X" y otros métodos delatan yeso y arcilla, las que según el  contenido de hierro dan diferentes variedades de rojos. El yeso calcinado, con capacidad de fragüe y gran adherencia fue el que, al adicionarle pigmentos, aseguró su increíble  prolongación en el tiempo.

En esta Comarca se conjugan una misteriosa y maravillosa cultura de nuestro

pasado con el real aprovechamiento de la tierra y el clima plasmados en una

producción y explotación fructífera. En consecuencia también se explotan,

paralelamente, el turismo arqueológico, que es una especialidad, y el turismo

recreativo y de estancias.  

Más Información http://www.losantiguos.info/news/detalle.php?idNews=99

FIESTA DE LA CEREZA

 


 

 

La frutihorticultura

 

 

Tanto en las ciudades patagónicas como en el resto del país, se decide realizar una fiesta en torno al fruto que forme parte de la principal actividad productiva. Es una manera, quizás heredada de nuestros ancestros, de rendirle homenaje a la madre tierra que bendice con frutos y alimentos a los pobladores

Ya son un clásico en estos eventos las jineteadas y los shows musicales. En las jineteadas los pobladores de la región tienen la oportunidad de demostrar las destrezas criollas, para las que se presentan las más importantes tropillas de la región y destacados jinetes de la Patagonia. La frutilla del postre (en este caso la cereza) de cada fiesta es la elección de la Reina de la Cereza

 

En Los Antiguos se celebra anualmente, cada mes de Enero, la Fiesta Naciomal de la Cereza.

La primera se realizó en 1989, con la visita de más de diez mil turistas, convirtiéndose en un  importante puntapié para la actividad turística.

Los días 11, 12 y 13 de enero se llevó adelante la XXIV edición de la Fiesta de la Cereza. Como cada año el lago Buenos Aires es el centro de los festejos con una demostración de todas las actividades que se pueden hacer en sus aguas y costas.

Concursos de pesca, actividades náuticas, juegos playeros, desafíos de skate, batallas de hip-hop, murgas, concursos de barriletes, mini escuela de kayak, feria de artesanos y productores fueron el eje del programa del evento. Además se presentaron artistas regionales y nacionales como Los Yupankis, Alejandro Lerner y Patricia Sosa entre otros.


La producción frutihortícola actual en Los Antiguos se encuentra bastante desarrollada.

Principalmente en el valle, se destacan con una gran plantación de cerezas, con la

transformación del paisaje por la instalación de muchas chacras dedicadas a diferentes

cultivos de exportación. El excelente microclima ayuda, con temperatura mínima absoluta que  registra seis grados bajo cero en julio. Complementando al cerezo están las frutillas, frambuesas y los duraznos que también se exportan en gran parte a Europa.

En 1991, esta localidad se vio convulsionada por la actividad del volcán Hudson, con su lluvia de cenizas, que más allá de los males ocasionados, en el sector agrícola benefició al humus de las tierras de la zona dándole mayor fuerza a los cultivos.

Las cerezas producidas en Los Antiguos son la Bing de Oregón y la Borravino de jugo dulce  y manchador; le sigue la roja napolitana muy sabrosa; la Grafión roja y amarilla y la Corazón  de Paloma muy carnosa. Según la variedad, en una hectárea caben de 120 a 500 plantas, con un promedio de cosecha, en abril, de 30 kg . por árbol. Actualmente se busca un monte más eficiente, con reproducción in vitro de portainjertos enanos para lograr plantas de dos metros y medio de altura y en número mil por hectárea.

Todo esto incentivó la industria del dulce. El principal es el de cereza y frambuesa, con una calidad superior a nivel nacional y de exportación hacia Europa.

En esta Comarca se conjugan una misteriosa y maravillosa cultura de nuestro pasado con el  leal aprovechamiento de la tierra y el clima plasmados en una producción y explotación  fructífera. En consecuencia también se explotan, paralelamente, el turismo arqueológico, que es una especialidad, y el turismo recreativo y de estancias.

 

Más Información http://www.patagonia.com.ar/santacruz/losantiguos/fiesta_cereza.php

 Página web

http://www.losantiguos.gov.ar/
 

PICTOGRAMAS

 

Emplazado en el noroeste de Santa Cruz, Los Antiguos se presenta como un valle fértil de atmósfera bucólica, ideal para degustar los más deliciosos frutos rojos; probar suerte con la pesca deportiva; o planificar una visita al yacimiento arqueológico más importante de la Argentina: la Cueva de las Manos.
El reservorio de arte rupestre, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco en 1999, se ubica a 220 kilómetros de la localidad por el camino de Bajo Caracoles. Miles de personas de todo el mundo llegan allí para contemplar el preciado legado de la cultura cazadora-predadora que habitó la zona entre los años 9.300 aC. y 700 dC.
La mayor congregación de pinturas se encuentra en la Cueva de las Manos propiamente dicha, que posee 24 metros de profundidad, 15 metros de ancho en la entrada y alrededor de 10 metros de altura hasta el comienzo de la visera.
En los paredones y aleros que rodean a la caverna, los antecesores de los tehuelches también dejaron sus huellas, que se encuentran en excelente estado de conservación.
Sin duda, las estampas más características son las manos realizadas con la técnica de negativo. Si bien los arqueólogos dan cuenta de la existencia de más de dos mil figuras, se pueden identificar claramente 829 manos de variadas tonalidades y tamaños, correspondientes a diversos períodos.
Acompañados por los guías de sitio, los visitantes también divisan en las rocas representaciones de animales como guanacos, choiques (ñandúes patagónicos) y matuastos (lagartijas autóctonas); escenas de caza con figuras humanas; y dibujos abstractos como líneas de puntos, círculos y trazos en zigzag.
Resulta ineludible preguntarse por qué los primitivos habitantes de estas tierras decoraron el lugar con las imágenes de sus manos. Si bien continúa siendo un enigma, las teorías generalizadas indican que se trataría de una rogativa, un ritual de sanación o simplemente que fueron estampadas con la intención de indicar las sucesivas etapas de la vida, ya que hay palmas pequeñas, medianas y grandes.
Las pinturas fueron realizadas con pigmentos minerales de la región, que brindan tonalidades rojas, ocres, amarillas, violáceas y verdes; óxido de manganeso (negro) y blanco. En cuanto a las técnicas, prevalece la del sopleteado, empleada para los negativos de las manos, y se piensa que además fueron utilizados hisopos, pinceles hechos con huesos de animales y los dedos como aplicadores.
Las representaciones más llamativas de este gran mural situado a la vera del cañadón del río Pinturas incluyen una mano con seis dedos, figuras de guanacas preñadas y un par de manos, derecha e izquierda, correspondientes a una misma persona.
Si se desea agregar aventura a este paseo, se puede optar por la alternativa de llegar a la Cueva de las Manos haciendo un trekking por el cañadón del río Pinturas.
Partiendo de Los Antiguos deberán recorrerse 130 kilómetros de asfalto por el camino a la estancia turística Cueva de las Manos, para luego desandar una caminata de poco más de una hora mientras se contemplan las vibrantes tonalidades del cañadón y las pasarelas del yacimiento de arte rupestre.
Tras una pronunciada pendiente, el itinerario culmina en el refugio de acceso a la cueva, de donde salen las excursiones guiadas.
La Cueva de las Manos es la evidencia fiel de una cultura cazadora-predadora que, a través de su arte, ha legado demostraciones de sus costumbres, técnicas de caza, ritos y creencias, su relación con el medio ambiente y las condiciones en que desarrollaban su vida, hechos que han quedado protegidos por el cañadón del río Pinturas.
Más Información http://www.losandes.com.ar/notas/2010/2/21/turismo-473122.asp
Filatelia 14/2/2009 Fiestas Populares II : CEREZA

Más Información

http://www.losantiguos.info/news/detalle.php?idNews=83

Agradecimientos

Estimado Walter: Adjunto te envío el escudo de nuestra localidad y un texto con el significado de cada cosa, lo de la bandera te lo envío en el transcurso de la semana. Saludos cordiales. 

Marchena Roxana 

Dirección de Turismo 

Tel 02963-491261 - www.losantiguos.gov.ar

 

 

 

 

 

Fecha: 30/08/2007 18:43:27
Asunto: RE: Reenviar: solicitar
Fecha: 31/08/2007 13:03:17
Asunto: Envío de bandera y escudo de Los Antiguos

Estimado Sr Van Meegroot: 

Remito lo solicitado y le adjunto además en archivo de word la transcripción de la simbología de creación de cada uno de ellos. Quedo a la espera de su confirmación de recepción, y a su disposición para cualquier inquietud. 

Atentamente. 

Prof. Adriana Morelli Facilitadora Universitaria A/C Ceremonial de Los Antiguos

  

VOLVER