BASE  ESPERANZA - ANTÁRTIDA ARGENTINA

ESCUDO

LOGO de la BASE

 
  HERÁLDICA

Forma: cuadrilongo apuntado  medio partido y cortado filiera de sable, coronado.

Trae en campo de plata un escudo cuadrilongo apuntado 

Trae en el primer cuartel sobre tapiz de plata (gris) un magnetómetro de su color y sable.

Trae en el segundo cuartel sobre tapiz de gules un caballito de mar de su color.

Trae el tercer cuartel sobre tapiz de plata superior a la diestra tres picos con sus cumbres nevadas y a la siniestra la constelación de la Cruz del Sur, separadas por una línea ondeada de sable de tapiz azur inferior.

En el centro un escusón con la imagen del escudo del Comando Antártico del Ejército.

Ornamentos: como timbre una corona de oro, almenada, tres a la vista las externas con un banderín. Por lo bajo una cinta de oro plegada por dos sobre sí misma en los extremos cortados en triángulo, cargada con un lema de calidad en latín de caracteres cursivos de sable.

El todo sobre una cartela circular de plata a modo de bordura  forro de azur cargada con un lema toponímico en orla superior y uno de calidad en orla inferior de caracteres capitales ariales de sable.

LOGO de la BASE

En un círculo con gruesa filiera de sable sobre campo único de plata el escudo de la base, circundado en lo alto por un lema toponímico de letras capitales romanas de sable y por lo bajo por otro  lema toponímico de lo mismo.

   

Más Información

 

HISTORIA 

 

 

 

Se encuentra situada sobre una superficie de roca sólida, a 25 msnm y a unos 30 m de la costa, frente a una bahía con un adecuado fondeadero; adyacente a ella se encuentra un glaciar, en el que pueden anevizar aviones de porte mediano. La zona donde se emplaza la base corresponde a las reclamaciones territoriales antárticas de la Argentina, Chile y el Reino Unido.

La estación ocupa 43 edificios, cubriendo un total de 374.000 m2; aloja unos 1.100 turistas anuales, que la visitan durante la temporada cálida. Aloja unos 80 habitantes durante el invierno, incluyendo dos maestros que ejercen en la escuela del poblado.

Cuenta con un laboratorio del Instituto Antártico Argentino y una estación meteorológica; se realizan además investigaciones de glaciología, biología marina y terrestre y sismología.

La temperatura media anual es de -5,5 °C, -10,8 °C durante el invierno y 0,2 °C en verano. La tendencia desde 1948, cuando se dispone de las primera mediciones fiables, es de +0,0315 °C/año, +0,0413 °C/año para el invierno y +0,0300 °C/año para el verano. Los vientos helados pueden alcanzar una velocidad de 200 km/h.

 

A fines de 1951, el Poder Ejecutivo a través del Ejército, consideró la factibilidad de concretar el Plan Pujato. A tal efecto, juntamente con el Ministerio de Marina, se resolvió la instalación de una base en Bahía Esperanza.
Numerosas patrullas de reconocimiento y exploración, en diversos rumbos, han permitido el conocimiento y dominio de todo el área jurisdiccional, sobresaliendo la realizada en el año 1962 que unió por modo terrestre esta Base con la “General San Martín” durante el riguroso invierno, atravesando terrenos de difícil transitabilidad. El recorrido de 2.000 Km, se efectuó entre mar congelado, barrera de hielos y sobre glaciares, durante 5 meses. Según palabras de su jefe Teniente Primero Giró Tapper, “… muy superior en dificultades, al asalto triunfal al Polo Sur Geográfico años posteriores”.
En 1978, la presencia de familias inició un período diferente para la Argentina en la Antártida. Se construyeron las primeras casas unifamiliares que fueron el cálido hogar que vio nacer al primer niño antártico del mundo, Emilio Marcos Palma, y a los otros siete que le seguirían.
La instalación, posteriormente, de familias permanentes, originó la creación de una pequeña villa que se la denominó Fortín “Sargento Cabral”.

Actualidad
En la actualidad la Base Esperanza, custodia del ecosistema, es la puerta de entrada a la Península Antártica, facilitando su penetración, reconocimiento y exploración a lo largo de sus costas oriental y occidental como de sus islas adyacentes; permite la interconexión antártica por modo terrestre, aéreo y marítimo. Es un área de especial atractivo científico y se ha convertido en un singular atractivo turístico. Cada verano se incrementa el número de turistas de todo el mundo que visitan la Base.
La Base Esperanza está ubicada en el extremo NE de la Península Antártica o Tierra de San Martín, a los 64° 24´ de Latitud Sur y 57° 59´ de Longitud Oeste, rodeada de imponentes glaciares como el Buenos Aires, Depósito y Arenas, montañas como el Co Taylor, Co Pirámide, Co Flora y el Estrecho Antarctic, dando un marco de singular belleza natural al lugar. Es la más septentrional de las instalaciones que nuestro país mantiene en el Territorio Antártico Argentino.

Desde sus comienzos, las actividades que se desarrollaron en la Base fueron de reconocimiento y exploración, construcción de refugios en la zona, estudios de topografía, meteorología y mareografía, todos ellos tendientes a afianzar la soberanía del País en el Territorio Antártico y dar a conocer nuestra posición ante los demás países del mundo.
La Base cuenta con un laboratorio del Instituto Antártico Argentino (IAA) y estación meteorológica.

Las Actividades Científicas que se desarrollan en ella son:
Glaciología.
Sismología (Convenio con Italia)
Oceanografía (Convenio con EEUU)
Ecología costera
Biología
Geología
Limnología
Mareografía
Las patrullas terrestres de reconocimientos y exploración, el buceo para la recolección de muestras y la navegación en botes neumáticos, complementan esta actividad.
Las temperaturas oscilan durante el verano entre los 0° y 10° C bajo cero, y en invierno entre los 10° y 35° C bajo cero. También se caracteriza por ser una de las zonas más ventosas del planeta, ya que los vientos soplan con mucha violencia y alcanzan velocidades de hasta 350Km/h.

Allí funciona la radio emisora LRA 36 Arcángel San Gabriel, única en toda la Antártida.
Desde 1978 funciona una escuela dependiente del Instituto Dámaso Centeno que posee ciclo escolar completo y que apartir de marzo de 1997 paso a llamarse Escuela Nro 38 “PRESIDENTE JULIO ARGENTINO ROCA”, dependiente de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur en el nivel primario y del Servicio de Educación a Distancia del Ejército, (SEADE) para el nivel medio.

Brinda apoyo a la actividad aérea, marítima y terrestre, mediante la estación meteorológica.
La importancia de su existencia está dada porque representa la puerta de entrada a la Península Antártica; situada frente a una bahía con fondeadero para buques que pueden encontrar refugio en ella; además posee un glaciar adyacente donde puede realizar anevizajes aviones de porte mediano; permite la interconexión antártica; pertenece a la zona de superposición de reclamaciones con Chile y el Reino Unido; y facilita la penetración, reconocimiento y exploración de la Península a lo largo de su costa oriental y occidental como así también las islas vecinas.

Fuente: Comando Antártico

Más Información http://antartidaargentina.wordpress.com/2005/10/05/base-esperanza/
  FARO ESPERANZA

Se encuentra ubicado en caleta Choza, más específicamente en la mayor de las rocas Grunden, al sudeste de bahía Esperanza, en el Sector Antártico Argentino, lugar donde se asienta la Base de Ejército del mismo nombre.
Fué construído en 1952. Situación geográfica Lat. 63°24' S  Long. 56°59' W

Inicialmente era una torre de hierro de 8 metros de altura con plataforma para la linterna que funcionaba a gas acetileno, lo que le proporcionaba un alcance de 7,6 millas náuticas.

Posteriormente, en mayo de 1960, debido al deterioro sufrido por acciones climatológicas, se procedió al recambio de la estructura por otra de tamaño similar.

En diciembre de 1993 se reemplazó por una estructura de plástico reforzado con fibra de vidrio de seis metros de altura, en colores negro y rojo alternados. Actualmente está alimentado por pilas secas que le brindan un alcance de 6,2 millas náuticas.

Quedó librado al servicio en su nueva estructura el día 2 de enero de 1994.

 Página web

 
Filatelia 

Más Información http://www.ejercito.mil.ar/antartico/filatelia.htm

 

Carmen y Fabián son dos maestros que cumplen con su vocación en un lugar insólito: la Antártida. Como parte de las actividades de la Base Esperanza del Ejército Argentino, estuvieron a cargo de la Escuela No. 38 "J. A. Roca", la más austral del mundo, durante todo 2004

  

   

                                VOLVER